Hablemos de soluciones de construcción ecológica que permiten ahorrar dinero y al mismo tiempo aliviar la contaminación ambiental. Descubre el futuro de la arquitectura sostenible con estos 9 materiales de construcción sostenibles que ahorran dinero y mejoran el medio ambiente.

Muchos materiales sostenibles son más baratos de usar que las alternativas convencionales. Y te estarás preguntando, y ¿Qué pasa con los más caros? Que a la larga suelen ofrecer ventajas respecto a eficiencia energética, por ejemplo, convirtiéndose a medio y largo plazo en más económicos que los convencionales. Sin mencionar el ahorro que supone para el planeta aliviar la carga ambiental que soporta en la actualidad. Así que vamos a ver algunos de estos materiales:

Materiales de construcción sostenibles

1. Aislamiento térmico verde

Poliéster, lana de oveja, celulosa y lana de tierra. ¿Qué tienen estos materiales en común? Ayudan a elevar la calificación energética de los edificios, atrapando el exceso de calor en invierno y manteniéndolo alejado en verano. 

Esto reduce la necesidad de formas de control de la temperatura que consuman mucha energía, como el aire acondicionado, que a su vez reduce las facturas de electricidad. Probablemente podríamos decir que la mayoría de las formas de aislamiento son ecológicas, por esta razón. Sin embargo, algunos son más ecológicos que otros, por así decirlo. Muchas personas usan aislamiento de fibra de vidrio porque es rentable, sin embargo, el proceso de fabricación consume hasta 10 veces más energía que las alternativas sostenibles. Hay mejores opciones:

Aislamiento térmico de lana de oveja

Lana de oveja

Probablemente sea lo más natural de todo. Este material absorbe las partículas nocivas en el aire y no se degrada tan rápido como otros materiales como la paja, además que se puede producir más rápido que otros aislantes naturales, como el algodón. ¡Sin embargo, no es la opción de aislamiento sostenible más barata!

Celulosa

Este aislamiento consiste en periódicos reciclados y otros tipos de papel que de otra manera terminarían en el basurero. En el lado negativo, este no es el material más fácil de manejar para los bomberos en situaciones de emergencia.

Poliéster

Para este aislante utilizaríamos botellas de plástico, que también es una manera de reciclar. No es inflamable y no causa picazón en la piel ni libera partículas de polvo.

Lana de roca

No hay colorantes artificiales en este producto, que contiene materiales biológicos naturales y fibras de vidrio inorgánicas.

Espuma rígida a base de plantas

Esta espuma está hecha de materiales naturales como bambú, cáñamo y algas. El producto resiste muy bien el calor y aísla mejor que la fibra de vidrio.

Fardos de paja

Probablemente no esperaría que la paja sea resistente al fuego (o alimañas y descomposición para el caso), pero lo es. Muchos edificios australianos cuentan con paredes de balas de paja que están revestidas con cemento o tierra. La paja proviene de la hierba, por lo que es un material de construcción renovable que se cosecha fácilmente. Rentable, fuerte aislamiento térmico, aislamiento acústico, resistente a la humedad y seguro: los fardos de paja cumplen todos los requisitos.

Tenga en cuenta: sea cual sea el material que elijas, no tiene sentido colocarlo en su lugar y esperar lo mejor. El aislamiento no funciona eficazmente si se instala mal, así que hay que realizar un buen trabajo para conseguir la máxima eficiencia.

2. Paneles de aislamiento estructural

Paneles de aislamiento SIP

Un panel de aislamiento estructural (SIP) consiste en una pieza de espuma que se coloca entre capas de madera contrachapada, tableros de fibra y cemento. Los pisos, paredes y techos se pueden construir utilizando estos paneles de ingeniería duraderos, en lugar de la madera y el aislamiento de armazón convencionales. ¿Los beneficios para arquitectos, diseñadores, constructores, residentes y propietarios?

  • Los SIP son más resistentes que las estructuras de madera tradicionales
  • Menos desperdicio de material
  • El consenso general es que conservan alrededor del 50 por ciento más de energía , lo que resulta en facturas más bajas para los propietarios o residentes.
  • Se pueden combinar con otros materiales de construcción, lo que otorga más libertad creativa y versatilidad al diseño.
  • Costo inicial más alto pero tiempos de construcción más cortos y costos laborales más bajos que el marco tradicional
  • Los constructores no requieren herramientas especializadas para instalar SIP
  • Un alto nivel de estanqueidad en los edificios, lo que se traduce en menores corrientes de aire y menor transferencia de calor.
  • Gran insonorización

3. Metal reciclado

Metal reciclado para construcción

Los constructores dependen en gran medida de metales como el aluminio y el acero, que son duraderos, livianos y versátiles. Pero hay un desafío: mucha energía se destina a la minería y la fabricación del metal, lo que afecta al medio ambiente.

Debes tener en cuenta que el mineral es un recurso finito que ya muestra signos de escasez . El reciclaje proporciona una alternativa viable al reducir la energía utilizada en el proceso de fabricación en general. ¿Y la mejor parte? Los metales conservan sus propiedades, incluso después de haber sido reciclados varias veces. Esto significa que se utiliza un 75% menos de energía cada vez que se reutiliza el acero, por ejemplo.

También hay otros beneficios prácticos a considerar: el metal reciclado tiende a ser fuerte y duradero, así como resistente al agua y a las plagas. No es necesario reemplazarlo con frecuencia, por lo que se puede utilizar para construir techos, puentes, carreteras, fachadas de edificios y techos.

4. Madera recuperada

Madera reciclada para construcción

La madera reciclada que ha sido tratada adecuadamente es útil para construir paredes, terrazas, pisos, vigas, paneles y otras estructuras. Por lo general, proviene de árboles maduros, lo que la hace más resistente que la madera virgen que proviene de bosques de primera generación. 

Al igual que con el metal reciclado, la recuperación de madera reduce significativamente la cantidad de energía que se utiliza para fabricarla. También almacena carbono y reduce la demanda de madera fresca de los bosques. Y, por supuesto, hay un cierto encanto estético que atrae a los arquitectos que desean un diseño rústico y ecológico que solo ocurre cuando la madera envejece con el tiempo. Sin embargo, la madera es vulnerable a ser degradada por plagas e insectos, por lo que es importante inspeccionar cuidadosamente cada pieza restaurada.

5. Madera de ingeniería para edificios de madera contralaminada

Madera de ingeniería, el futuro de la construcción sostenible

La madera de ingeniería contiene diferentes tipos de madera que se unen o se fijan entre sí, a diferencia de las piezas sólidas de madera de una sola fuente. Se están construyendo edificios enteros para presentar en gran medida este material, así de rentable y sostenible es. Los pisos y las paredes están hechos de madera contralaminada (una forma de madera de ingeniería, también conocida como CLT).

¿Por qué madera de ingeniería?

  • Los constructores trabajan más rápido con ella, lo que ahorra dinero en tiempo de construcción.
  • Excelente resistencia y estabilidad.
  • Resistencia al fuego decente
  • Altas propiedades térmicas y aislantes.
  • Más flexibilidad con el diseño
  • Menos desperdicio en obra, ya que los paneles llegan prefabricados
  • Fuerte y duradera
  • Resiste bien la humedad

Los beneficios medioambientales también son impresionantes. Las emisiones globales de carbono podrían reducirse hasta en un 31 por ciento si se construyeran más edificios con madera, en lugar de hormigón y acero. Sin embargo, vale la pena señalar que algunas formas de madera sintética pueden liberar sustancias químicas y solventes en el aire, lo que genera problemas de salud.

6. Losas de hormigón prefabricado

Bloques de hormigón prefabricado para construir casas

Las losas de hormigón llegan a la obra completamente preparadas, después de haber sido mezcladas y colocadas en bloques por los fabricantes. Un relleno liviano, como el aislamiento de espuma generalmente, se intercala entre las capas externas.

La prefabricación ocurre en un ambiente controlado, por lo que hay menos posibilidades de que se formen grietas y fallas estructurales. Las losas de hormigón prefabricado son extremadamente duraderas y soportan todo tipo de condiciones climáticas.

Este material de construcción asequible se utiliza a menudo para construir muros y fachadas de edificios, por esta misma razón. En lo que respecta a la sostenibilidad: producir y ensamblar las losas requiere menos energía que muchos tipos de construcción convencionales, lo que la convierte en una opción más ecológica. El hormigón también ayuda a controlar el calor, lo que ahorra dinero para los propietarios que no necesitan usar tanto el aire acondicionado.

7. Bambú

Bambú como material de construcción del presente y del futuro

El bambú tiene una larga historia como material de construcción, que se remonta a miles de años. Ligero, duradero y renovable: ofrece lo mejor de muchos mundos. 

De rápido crecimiento, no hay necesidad de replantar bambú después de la cosecha y se autogenera a un ritmo impresionante. En cuanto al rendimiento de la construcción: este césped perenne tiene más resistencia a la compresión que el ladrillo o el hormigón, por lo que está bien situado para soportar cargas pesadas y soportar condiciones duras a lo largo del tiempo. Se usa comúnmente como material de construcción sostenible para andamios, puentes, pisos, estructuras y gabinetes. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el bambú sin tratar atrae insectos y se hincha cuando se expone al agua, por lo que debe tratarse para evitarlo.

8. Corcho

Corcho natural como material de construcción aislante y sostenible

Otro recurso natural que crece rápidamente, el corcho se extrae de la corteza de un árbol que sigue creciendo. Este recurso reciclable y renovable no solo es resistente, sino que también es liviano. La NASA incluso utiliza corcho como aislante , gracias a sus excelentes propiedades térmicas.

Cada vez más empresas utilizan corcho para el revestimiento exterior de edificios , ya que es ignífugo, resiste la abrasión, reduce la presión acústica y crea una estética terrosa y natural.

9. Cemento hecho de plástico reciclado

Cemento a base de plástico reciclado, el nuevo material de construcción respetuoso con el medio ambiente

Los ingenieros han encontrado una manera de crear cemento duradero, liviano y flexible, utilizando desechos plásticos como ingrediente clave. 

Empresas constructoras de todo el mundo están construyendo carreteras, senderos y casas de plástico reciclado con este material. Un ejemplo en Australia: una carretera en Sutherland Shire está hecha de una mezcla de asfalto que contiene residuos plásticos reciclados y vidrio. Esta es una solución rentable porque el hormigón plástico suele ser más barato que las mezclas tradicionales. Los constructores son más productivos con estos materiales livianos, lo que ahorra dinero en costes de transporte y mano de obra. Beneficios medioambientales de la construcción con hormigón plástico:

  • Menos plástico al vertedero
  • Emisiones de carbono más bajas
  • Ahorro de agua

El cemento plástico reciclado también funciona muy bien:

  • Resiste químicos y solventes
  • 10 a 40 por ciento más ligero que el hormigón convencional
  • Termoplásticos fáciles de remodelar
  • Fuerte aislamiento térmico y acústico
  • Evita la fuga de energía
  • Resistente al fuego (según el material plástico utilizado)
  • Durable y duradero
  • Soporta temperaturas extremas y cargas pesadas

Conviértete en parte de la solución, no del problema

La industria de la construcción mundial consume el 36 por ciento de la energía del mundo, segun IEA.org . Pero es posible mejorar esto drásticamente. Hemos visto proyectos de construcción que reducen sus emisiones de gases de efecto invernadero y la demanda de energía mediante el uso de materiales de construcción sostenibles.

“El sector de la construcción tiene el mayor potencial para reducir la generación de emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo, significativas y rentables”. Programa del Medio Ambiente de las Naciones Unidas

Más gente debería tomar nota y hacer lo mismo. Para ayudar al bien común, sí, pero también para servir a los propios intereses:

  • Reducir el tiempo de producción y los costes de construcción, sin renunciar a un alto rendimiento
  • Ahorrar dinero en las facturas de electricidad
  • Contribuir a la mejora y el futuro de nuestro planeta.

Sin embargo, no es suficiente adoptar estrategias verdes aisladas. Una estrategia eficaz para reducir las emisiones debe abarcar todo el ciclo de vida desde la planificación, el diseño, la construcción, el funcionamiento e incluso el desmantelamiento y la eliminación de los edificios. 

Una visión holística de la construcción sostenible exige estrategias de construcción que consuman menos recursos y produzcan menos contaminación.

Considera convertirte en parte del movimiento de construcción ecológica que se está coordinando a escala global. Descubre las ventajas de pintar tu casa con pinturas naturales y eficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *